Los llamados del presidente de EU, Barack Obama, para controlar la venta de armas en su país, después de la matanza en San Bernardino, California, provocaron un efecto contrario.

CIUDAD DE MÉXICO., 11 de diciembre 2015.- Los llamados del presidente de EU, Barack Obama, para controlar la venta de armas en su país, después de la matanza en San Bernardino, California, provocaron un efecto contrario.

Al siguiente lunes del incidente, las acciones de dos de los principales fabricantes de armas, Smith & Wesson y Ruger, se dispararon.

“El presidente Obama fue en realidad el mejor vendedor de armas”, aseguró al diario estadunidense The New York Times, Brian W. Ruttenbur, analista de BB&T Capital Markets, una firma de servicios financieros.

El temor a las restricciones a la compra de armas fue el principal impulsor en el incremento de la venta, según los datos del fondo de verificación federal de antecedentes analizado por el rotativo.

Al citar fuentes gubernamentales, el NYT señala que 1.2 millones de esos equipos fueron a las calles del país en noviembre de 2015, algo que tal vez fue impulsado por las amenazas terroristas, según expertos.

Tras la matanza de Newtown, en Connecticut, en diciembre de 2012, Obama pidió más restricciones, entre ellas la prohibición de rifles de asalto y de cargadores de alta capacidad, lo que motivó que muchas personas se lanzaran a comprar tales artefactos.

Aunque las estimaciones indican que las compras se duplicaron, existe la preocupación de que éstas se quedan cortas pues hay estados que no requieren de antecedentes para las ventas privadas y otros permiten comprar varias armas con una sola verificación al investigar antecedentes.

(Información Excélsior)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Semanario Los Periodistas
Cargue Más En Internacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Asesinan a alcalde electo de Buenavista

Eliseo Delgado Sánchez fue atacado a balazos mientras comía en un restaurante local; tambi…