En México, la agroindustria es el principal emisor de gases de efecto invernadero, por arriba de la energía y transporte, y éstos colaboran al cambio climático, es decir el calentamiento global, aseguró Eduardo Piquero, representante del programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma)

Rosalinda Cabrera Cruz

Morelia, Mich., 21 de diciembre 2017.- En México, la agroindustria es el principal emisor de gases de efecto invernadero, por arriba de la energía y transporte, y éstos colaboran al cambio climático, es decir el calentamiento global, aseguró Eduardo Piquero, representante del programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

El especialista, en su visita a esta ciudad, hizo hincapié en lo que sería factible hacer en el campo michoacano para transformarlo en eficiente y que provocara menos emisiones, como sería la implementación de proyectos como la captura de metano en granjas de cerdo, plantas que procesen tequila o jugos o café y otros más, que por su descomposición producen metano que colabora al cambio climático.

Por otro lado, dijo que es triste que México importa el 70 por ciento de la madera que utiliza, aún siendo un país verde y forestal que podría producir más madera de la que en realidad produce.

Subrayó que si se captura metano, el cual es un gas inflamable como el que se usa en el hogar, su quema produciría o generaría energía eléctrica”.

Insistió en que México tiene alto potencial para realizar proyectos verdes, pues los bosques y el campo tienen mucho por aportar, por lo que es inaceptable que su agroindustria sea la principal emisora de gases de efecto invernadero que colaboran al cambio climático.

Ante lo anterior, se refirió a lo que ocurre en Michoacán en esta materia, y explicó que la entidad tiene un enorme potencial para el aprovechamiento del gas metano, debido a su alta producción de cerdos, lo mismo que en el sector forestal, “pero habría que trabajar de manera importante en la creación de capacidades y recursos humanos”.

Dijo que en la entidad, debido a la fragmentación de propiedad de la tierra así como su tipo de consumo (alto consumo de cerdo, animales que producen excretas y éstas a su vez metano) hay un alto potencial para la generación de gases de efecto invernadero, ante lo cual se tienen proyectos interesantes.

Apuntó el tema de la seguridad, el que consideró es una limitante para que los empresarios inviertan en Michoacán para la creación de proyectos, ya que temen a la situación de riesgo que existe y por ello no se les alienta para proyectos productivos de largo plazo.

Piquero indicó que el organismo que él representa efectuó en 2012 un trabajo de identificación de potenciales proyectos en todo el país, en donde captaron más de 85 proyectos susceptibles de adquirir bonos de carbono, “lo que sirve para que las empresas reduzcan gases de efecto invernadero y que estas reducciones, es decir, los bonos de carbono, los vendan a mercados internacionales”.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Semanario Los Periodistas
Cargue Más En Michoacán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Que Michoacán tenga suficiencia presupuestal, el reto: SAC

El Gobierno del Estado fortalece las gestiones desde todas las vertientes, para que tanto …