El país fue el tercer blanco más importante en Latinoamérica.

CIUDAD DE MÉXICO.- El reciente hackeo al correo electrónico personal del director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, John Brennan, demuestra que nadie está a salvo y que se debe tener más cuidado con la protección de la información en la red.

Pese a saber los efectos y riesgos de los ataques cibernéticos cada día es más común encontrar estos casos en América Latina y, en la primera mitad del año, México se ubicó como el tercer país más atacado y con operaciones exitosas, aseguró el director para la región de FireEye, Robert Freeman.

Al platicar sobre los resultados del “Reporte Regional de Amenazas Avanzadas: América Latina Primer Semestre 2015”, explicó que el país se encuentra sólo por detrás de Brasil y Chile entre los principales objetivos de cibercriminales, lo que se observa en las alertas sobre exploits y la descarga de éstos. También ocupa  la misma posición con respecto al mayor número de ataques exitosos, esta vez por detrás de Brasil y Perú.

“Esto puede deberse a la tecnología que usan las empresas o el gobierno para protegerse, también por el tipo de procesos que utilizan. Al final, lo que uno tiene que entender es que siempre hay una amenaza nueva y persistente, si los atacantes no consiguen lo que quieren por un lado, buscarán otro y hay que estar preparados”, advirtió Freeman en entrevista con Excélsior.

Además, este tema cobra especial relevancia porque octubre fue declarado por la Organización de Estados Americanos como el mes de la ciberseguridad y, en México, se celebrará la Semana Nacional de la Ciberseguridad que comienza hoy.

El director para América Latina de FireEye indicó que el reporte no detalla el número de ataques o el porcentaje de éxito porque se trata de información que recolectaron de clientes que deciden compartirla. De hecho, un problema en varios países de la región es que las empresas no tienen que informar por ley cuando sus sistemas han sido comprometidos.

Los atacados

Lo cierto es que existen algunas industrias que son más susceptibles que otras en América Latina a sufrir un ataque cibernético y, en la primera mitad de este año, los servicios financieros, como bancos o casas de bolsa, fueron los preferidos de los piratas informáticos para atacar con exploits que encuentran vulnerabilidades en los sistemas.

En segundo lugar estuvieron las manufacturas, la minería y los productos químicos porque tienen mucha propiedad intelectual y planes que son atractivos para robar.

Los siguientes puestos fueron ocupados por las tiendas minoristas, el sector energético, servicios y el gobierno.

Algunos de los métodos de ataque más usados fueron los troyanos, códigos maliciosos y puertas traseras.

El futuro

“Esperamos que esto va a seguir, en realidad estamos sólo en el inicio de una ola de ataques y únicamente veamos un cambio en las industrias que son objetivo”, consideró Freeman.

Dichos cambios pueden provenir de factores políticos como elecciones o porque una empresa ha ido ganando mercado y tiene información valiosa.

Además, no descarta que exista algún caso de espionaje gubernamental en la región porque han visto que todos los países que se acercan a Rusia o China tienen un incremento en el nivel de ciberespionaje.

Sin olvidar que algunos ataques provienen de otras corrientes como el hacktivismo cuyo objetivo es causar un cambio social, algo que Freeman vio hace casi dos años en países como Chile ante los cambios en el sector educativo.

Ante este escenario, ven a México como uno de los principales mercados para FireEye de la región en donde ya tienen como clientes al gobierno, actores financieros y de telecomunicaciones.

(Información Excélsior)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Semanario Los Periodistas
Cargue Más En Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Avalan diputados Ley de Ingresos 2018, en lo general

La Cámara de Diputados avaló en lo general la Ley de Ingresos 2018, que prevé un increment…