El IEM y el TEEM deben dejar de tomar decisiones desde el escritorio en los casos de Nahuatzen y Sevina.

Rosalinda Cabrera Cruz

El Tribunal Electoral del Estado de Michoacán y el Instituto Electoral de Michoacán deben dejar de tomar decisiones de escritorio y voltear a ver lo que está ocurriendo en los Concejos Indígenas y puedan tomar decisiones conscientes.
En conferencia de prensa efectuada hoy, encabezada por el presidente municipal de Nahuatzen, David Otlica Avilés, el edil acusó a los concejos de Nahuatzen y Sevina de engañar a la opinión pública al decir que no se les quiere entregar el recurso de aplicación directa que les corresponde, puesto que el dinero está depositado en garantía dado que no se ha comprobado lo que ya se han gastado, tal como se acordó con las autoridades fiscalizadoras con las que tienen pendientes.
El edil denunció que las finanzas municipales de Nahuatzen están comprometidas y depositadas en garantía por esta situación, hasta que los Concejos Indígenas de Nahuatzen y Arantepacua entreguen cuentas claras de lo que ya les ha sido ministrado.
Su administración, aclaró, es un puente para la aplicación de los recursos por vía directa a los concejos indígenas, tal como fue establecido ante el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán, de donde emanó la orden de entregar dicho dinero; sin embargo, esto no lo exime de la responsabilidad de entregar cuentas a una autoridad financiera superior. Explicó que en muchos de los casos ya se ha realizado el trámite ante lo que era la Sedesol y ahora Bienestar, pero aún falta de cumplir lo que hicieron con su recurso Nahuatzen y Sevina.
Tras de mostrar documentos donde se prueban los depósitos correspondientes de distintas comunidades, el alcalde subrayó que no se desconoce el derecho de las comunidades de recibir sus recursos de manera directa, pero es el ayuntamiento el que está obligado a vigilar que se haga buen uso de ello. Indicó que el riesgo que existe es la falta de transparencia en la rendición de cuentas del ejercicio 2018 por parte de uno solo de los concejos, lo que puede afectar a toda la inversión municipal, tal y como ahora está ocurriendo con cerca de 19 millones de pesos.
Hizo un llamado al Tribunal Electoral de Michoacán y al Instituto Electoral de Michoacán para que sean corresponsables de lo que está ocurriendo en el municipio, puesto que es de esos órganos de donde provino la disposición que ahora los tiene en esta situación.
Precisó que no se sabe si detrás de las acusaciones que se le han hecho existen intereses personales o de otro tipo (lo que presumió puede ser de carácter económico), pero el hecho es que de 30 millones de pesos que recibieron los Concejos de Arantepacua y Nahuazten para ejercer durante 2018, sólo comprobaron gastos para la mitad y el resto pudo ser desviado, según consta en sus propios informes.
Sentenció que el tema de los recursos directos no es legislativo, pero mientras el Congreso del Estado no tome cartas en el asunto, se tendrán muchas lagunas legales y se proseguirá con el desmantelamiento del municipio.
Pidió al IEM y al Tribunal Electoral que en casos como el de Nahuatzen sean revisadas las aplicaciones de recursos, porque el esquema no ha funcionado y no se ha beneficiado a la población y a esto el Instituto “ha puesto mil trabas”.
Otlica Avilés consideró necesario apuntar que las concejos reciben presupuesto directo para garantizar servicios públicos municipales, pero en Nahuatzen hay carencia de todo: de agua, alumbrado público y servicio de limpia, entre otras cosas.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Semanario Los Periodistas
Cargue Más En Michoacán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

México entre los líderes mundiales en turismo religioso: Antonio García

Además de incentivarse el empleo, se mueven alrededor de 10 mil 200 millones de pesos en e…