¡Fuera máscaras! “personeros” del alcalde independiente, los diputados Raúl Prieto y Sergio Ocho.

MORELIA, Mich., a 20 de diciembre 2017.- Fuera de la agenda legislativa del día, de las comisiones de Programación y Hacienda de la 73 Legislatura local, a invitación del perredista Raúl Prieto, el alcalde independiente Alfonso Martínez y su equipo técnico del OOAPAS, solicitó una extensión crediticia para la ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales de Atapaneo. “Otro negocio a largo plazo” con carga a los contribuyentes, dijo el panista Lalo Chavira.

Con la inconformidad de las y los diputados que no fueron avisados con tiempo de la visita explicativa del presidente municipal de Morelia, durante la reunión quedó en evidencia la postura facilitadora de los diputados Raul Prieto (PRD) y de Sergio Ochoa (PRI) que comprenden “la prisa” de Alfonso Martínez Alcázar de que le sean aprobados los bultos de deuda a largo plazo que pretende contratar a menos de dos meses de que busque candidatura en el 2018.

Pero toparon contra pared: la resistencia de los panistas Carlos Quintana y Lalo Chavira de conceder un segundo contrato a la empresa Acuasol –ligada al ex director del OOPAS, Juan Luis Calderón- que construyó y opera la planta tratadora por 20 años más. El primer convenio termina en el 2024.

El argumento del edil independiente, es que con la ampliación de la planta, el saneamiento se elevaría de mil 250 metros cúbicos por segundo a mil 800; que de nada sirve –objetó la priísta Coco Quintana- si los otros 12 municipios conurbados con Morelia, no tratan sus aguas negras, por lo que planteó en la reunión la oportunidad de considerar un plan integral que permita resolver de esa manera el problema de la contaminación del agua.

Cabe mencionar, que en voz del propio alcalde, el saneamiento actualmente opera con números negros, pues se paga a Acuasol cerca de 100 millones de pesos anualmente, cuando la recaudación por este servicio supera los 140 millones de pesos. Al usuario, en su recibo, el OOAPAS cobra 20 por ciento de impuesto por alcantarilla y 20 por ciento más por saneamiento.

Otra propuesta en la mesa, del panista Quintana fue que se transparentara la ampliación, a partir de una licitación en la que otras empresas hicieran ofertas que mejoraran costos y tiempos, lo que no le gusto a Alfonso Martínez, pues “se trabaja bien con la que están operando”.

Agotadas las preguntas de las y los diputados, el alcalde salió del salón, fúrico.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Semanario Los Periodistas
Cargue Más En Michoacán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Van tras responsables de linchamiento en Zitácuaro

Habría autoridades estatales y municipales involucradas. …