Los negociadores no lograron acuerdos en la primera ronda de renegociación; tienen que platicar más para hallar coincidencias, dice el presidente del CCE.

CIUDAD DE MÉXICO., 21 de agosto 2017.- Tras concluir sin acuerdos la primera ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se anticipa un proceso “difícil” para concretar su modernización.

Lo anterior lo admitió el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI), Juan Pablo Castañón, al aceptar que “no será sencillo encontrar una solución”, por eso “no pudimos resolver nada en esta primera ronda, los equipos negociadores tienen que platicar en múltiples reuniones para encontrar puntos de acuerdo que convengan a los tres países”.

En la declaración conjunta de los negociadores de México, Estados Unidos y Canadá, coincidieron que los próximos meses requerirán de un gran esfuerzo y compromiso, conforme se realizan consultas locales y se avanza en el texto de negociación en el resto del mes de agosto.

Los temas más controvertidos sobre los que no se alcanzó consenso fueron el alto déficit comercial que EU mantiene con México y las reglas de origen para que la cadena productiva esté fundamentalmente en Norteamérica.

Primer round, sólo de sombra y sin acuerdos

Los países del TLCAN emiten declaración conjunta donde pactan “amplia y acelerada” renegociación.

La primera ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), realizada del 16 al 20 de agosto en Washington, concluyó sin puntos de acuerdo por lo que se anticipa un proceso “difícil” para concretar su modernización admitió el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI), Juan Pablo Castañón.

En entrevista posterior a que concluyeran los cinco días que comprendió la primera ronda de negociaciones consideró natural que México, Estados Unidos y Canadá tengan como objetivo incrementar la generación de empleos a través de la atracción de mayores inversiones, “el punto de la negociación es cómo hacemos sinergia para que las tres partes puedan cumplirlo”.

Aceptó que “no será sencillo encontrar una solución”, por eso “no pudimos resolver nada en esta primera ronda, lo equipos negociadores tienen que platicar en múltiples reuniones para encontrar puntos de acuerdo que convengan a los tres países”.

Destacó que esta primera ronda se marcó la agenda que se seguirá en el proceso de modernización del TLCAN. “Fue un logro que los tres países se hayan sentado a la mesa y que además haya prevalecido la voluntad de dialogar, así como de buscar alternativas para mejorar el acuerdo comercial”.

Indicó que el siguiente paso consiste en recorrer el camino marcado. “Lo que sigue es que cada una de las 25 mesas instaladas den seguimiento a los temas que cada país ha puesto sobre la mesa como prioritarios para comenzar a redactar las posturas y encontrar los rubros en los que hay coincidencias”.

Calificó como “inevitable” que los equipos de las tres naciones opten por posponer los temas más difíciles con el objetivo de tener avances paulatinos. Pese a ello dijo, que en el sector privado mexicano hay “optimismo”, aunque admitió que éste no es “desbordado” debido a que existe conciencia de que se enfrentarán “obstáculos”.

Ayer los tres países dieron a conocer su declaración conjunta de la primera ronda.

Los tres países acordaron acelerar el proceso de renegociación, con lo cual se celebrará la segunda ronda del 1 al 5 de septiembre en México, una tercera en Canadá a finales de ese mes, y una cuarta en octubre en Estados Unidos.

“El alcance y volumen de las propuestas durante la primera ronda de negociación refleja el compromiso de los tres países hacia un resultado ambicioso y reafirma la importancia de actualizar las reglas aplicables al área de libre comercio más grande del mundo”.

Al respecto, coincidieron que los próximos meses requerirán de un gran esfuerzo y compromiso, conforme se realizan consultas locales y se avanza en el texto de negociación en el resto del mes de agosto.

“México, Canadá y Estados Unidos están comprometidos con un proceso amplio y acelerado de negociación que actualizará nuestro acuerdo para establecer estándares del siglo XXI en beneficio de nuestros ciudadanos”, indicaron.

Los temas más controvertidos sobre los que no se alcanzó consenso fueron el alto déficit comercial que Estados Unidos mantiene con México; las reglas de origen para que la cadena productiva esté fundamentalmente en Norteamérica, particularmente

Tampoco hubo avance en controversias comerciales y el Capítulo 19 del TLC para antidumping y subsidios; transparencia y anticorrupción; protección de la propiedad intelectual; servicios financieros e inversión; como tampoco en el planteamiento de mejorar sustancialmente los salarios en México. Para Washington representa un problema México y sus bajos salarios, los cuales han quitado 700 mil empleos a su país.

(Información Excélsior)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Semanario Los Periodistas
Cargue Más En Nacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Autoriza Sí Financia 510 créditos para artesanas y artesanos de 68 localidades de Michoacán

Al respecto, el director general de Sí Financia, Gustavo Meléndez Arreola, destacó que el …