El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer aseguró que la decisión de esta medida ya está tomada por el presidente de Estados Unidos, pero no se puede aplicar de manera inmediata.

WASHINGTON, EU., 27 DE ENERO 2017.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pretende fijar un impuesto del 20 % sobre todas las importaciones procedentes de México para costear el muro que quiere construir en la frontera común, según adelantó hoy el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

El portavoz describió a los periodistas a bordo del Air Force One esa medida como una decisión ya tomada por Trump y que el presidente quiere incluir dentro de una reforma fiscal más amplia que pretende negociar con el Congreso.

No obstante, ese impuesto no se puede aplicar de forma inmediata, puesto que está vigente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado por Estados Unidos, Canadá y México hace más de dos décadas.

Spicer mencionó que Estados Unidos tiene un déficit comercial con México, y tomó como ejemplo la cifra de 50 mil millones de dólares para explicar que si se aplica ese impuesto del 20 % sobre esa cantidad se obtendrían 10 mil millones de dólares al año y se pagaría “fácilmente el muro solo a través de ese mecanismo”.

El déficit comercial de EU con México es de unos 60 mil millones de dólares anuales, con lo que la aplicación de este arancel sobre dicha cantidad generaría unos 12 mil millones al año, aunque el volumen total de las importaciones desde México rondan los 295 mil millones de dólares.

Los líderes republicanos Mitch McConnell, del Senado, y Paul Ryan, de la Cámara de Representantes, habían cifrado antes en entre 12 mil y 15 mil millones de dólares el coste de levantar un muro en los casi 2 mil kilómetros que restan por vallar en la frontera.

Ese impuesto a las importaciones mexicanas “proporciona claramente la financiación” para el muro “y lo hace de una manera en la que el contribuyente estadounidense es totalmente respetado”, explicó Spicer en el avión presidencial de regreso a Washington desde Filadelfia, donde Trump asistió a una reunión de congresistas republicanos.

De acuerdo con el portavoz, “probablemente” Estados Unidos es el único país grande que no grava las importaciones de productos de otras naciones y permite que “fluyan libremente, lo cual es ridículo”.

Trump desató hoy una crisis con México por sus amenazas para que ese país pague el muro que él ha ordenado construir en la frontera común, que derivó en la cancelación de la reunión con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, del próximo martes en la Casa Blanca.

(Información Excélsior)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Semanario Los Periodistas
Cargue Más En Internacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Aprueba Senado modificaciones a Ley de Seguridad Interior

Diversos organismos internacionales como la ONU y la CIDH, así como la sociedad civil mexi…