Morelia, Michoacán, a 13 de diciembre de 2022.- El Gobierno municipal que encabeza el presidente Alfonso Martínez Alcázar, a través de la Gerencia del Centro Histórico de Morelia, celebró esta mañana la Ceremonia Conmemorativa del 31 Aniversario de la declaración del Centro Histórico de Morelia como patrimonio Mundial.

En dicha ceremonia, autoridades municipales y personalidades que han ayudado a conservar y preservar parte del patrimonio arquitectónico, cultural e histórico con el que cuenta Morelia, realizaron el depósito de ofrenda floral para dar arranque a las actividades preparadas para conmemorar la fecha.

En su oportunidad, el secretario de Desarrollo Urbano y Movilidad, Pedro Núñez Chávez quien acudió en representación del presidente municipal, Alfonso Martínez, dijo “este aniversario y todos los que han pasado es el refrendo del compromiso para el cuidado y la atención de nuestro patrimonio histórico en la ciudad, por lo que después de 31 años cabe la necesidad de que entablemos diálogos profundos acerca de, hacia dónde queremos dirigir nuestro centro histórico”.

Al respecto, refirió que es importante establecer, llevar a cabo y sobre todo concluir proyectos que ayuden a concretar e incluso determinar cuál es la visión del centro histórico que se desea, por lo que exhortó a las y los presentes a consolidar el trabajo que ayude a ir cuidando todas las capas que están insertas en una ciudad patrimonio y en un centro histórico declarado como lo es Morelia.

Por su parte, el gerente del Centro Histórico Gaspar Hernández Razo indicó que “preservar, proteger, o conservar el patrimonio cultural, no se trata simplemente de restaurar, sino también de implementar una gestión eficiente y sostenible, involucrando a la población local mediante un plan integral que contemple a los comercios, al turismo y desarrollo urbano”.

Por lo anterior, expuso los cinco grandes retos en los que se tiene que trabajar los cuales son: Lograr que la sociedad en general este consciente del gran valor arquitectónico, histórico y cultural, empezando por educar desde la base; la gestión inteligente de los recursos sociales, culturales y naturales de cada territorio; la brecha digital, brindar soluciones tecnológicas, que permitan tomar el pulso al patrimonio; la conciliación de esfuerzos y la sostenibilidad como el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades.

“Recordemos que el patrimonio mundial, es la manifestación viva de la riqueza de los valores universales excepcionales y, su mera existencia, es una oportunidad de fortalecer la identidad de sus pobladores que viven ahí, ya que son el vivo reflejo de su pasado, como inspiración para valorar el presente y construir el futuro”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *