Redacción

Morelia, Michoacán 11 de febrero 2022.- En el mes de agosto de año 2021, el entonces gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, fue entrevistado por uno de los periodistas más influyentes de los Estados Unidos de Norteamérica, Jorge Ramos, para el programa Al Punto de la cadena Univisión. Ahí, ante la audiencia más grande de hispanos en la televisión norteamericana, reiteró lo dicho luego que el partido del presidente López Obrador, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), arrasara en las elecciones intermedias celebradas el mes de junio de ese año: «Morena se ha convertido a un narcopartido o por lo menos al servicio del crímen organizado».

Aureoles explicó a Jorge Ramos, el peligro que enfrenta el país y que parece inminente, provocado por las decisiones tomadas por la administración que encabeza AMLO: «La política para hacerle frente a la violencia y la criminalidad por parte del Gobierno de la República es un rotundo fracaso. Se resume en la frase, abrazos y no balazos, cosa que ha sido un rotundo fracaso y que tiene al país en una situación terriblemente complicada, con el riesgo de convertir a México en un narcoestado».


El candidato de Morena y el Partido del Trabajo al gobierno de Michoacán, Alfredo Ramírez, resultó triunfador en los comicios. Silvano Aureoles nunca aceptó ese resultado pues, según el exgobernador, Morena lo obtuvo gracias al contubernio con grupos delictivos. «Hice una denuncia pública de la injerencia descarada de la delincuencia organizada en la violación a la libertad ciudadana y los derechos humanos, al presionar e inducir a los ciudadanos a votar por un partido político (Morena)», dijo en la entrevista.


Silvano Aureoles resumió su participación en el programa de Univisión de la siguiente forma: «Lo que está en juego no es un tema de carácter electoral, es un tema de derechos humanos, de seguridad nacional y de seguridad regional, pues estos grupos (bandas de narcotraficantes y delincuentes), actúan con prácticas de terrorismo».


Este miércoles 9 de febrero del 2022, El Universal publicó un artículo de opinión de Salvador García Soto, “El Carmona-gate, expediente en poder de la DEA”. Parte de lo que consigna ese trabajo es lo siguiente: La agencia antidrogas estadounidense (DEA) estaba tras la pista del empresario de Tamaulipas (Sergio Carmona), luego de que recibió del FBI una investigación que documenta las actividades ilícitas de Carmona en el tráfico y contrabando de gasolina y diésel robados que le generaban ganancias millonarias y el posible financiamiento, con esos recursos ilícitos, a campañas del partido Morena en los recientes comicios mexicanos.


Según la investigación de García Soto, en el expediente que inició el FBI y continúo la DEA, Sergio Carmona habría sido presentado e introducido con los candidatos morenistas por los más altos dirigentes del partido Morena a nivel nacional. Con esa recomendación, varios candidatos a gobernador, a diputados federales o locales y alcaldes, aceptaron recibir dinero directamente de las empresas de Carmona, sin dudar de la procedencia lícita de esos recursos. Así (continúa el artículo), Carmona Angulo habría financiado con 500 millones de pesos las campañas morenistas a las 15 gubernaturas que se disputaron en 2021. Apoyó financieramente a candidatos de Morena en Nuevo León, Nayarit, Zacatecas, Campeche, Sinaloa, Michoacán y en las Baja Californias.


Según la información en poder de la DEA y el FBI, expuesta por El Universal, el candidato de Morena al gobierno de Michoacán y actual titular del ejecutivo local fue apoyado con recursos económicos obtenidos de actividades ilícitas.
Sergio Carmona Angulo fue asesinado de dos tiros el pasado 23 de noviembre, en el exclusivo y vigilado, San Pedro Garza García, a plena luz del día en una barbería, en el municipio más vigilado de México y América Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.