Morelia, Michoacán 07 de agosto 2022.- No existe en los anales de la brillante y centenaria historia judicial de Michoacán, registro de un despojo tan burdo y descarado como el que acaba de cometer el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla. El titular del ejecutivo estatal desacata y pisotea ordenamientos legales federales y locales, para otorgar Notarías a sus allegados y también cumplir compromisos políticos y electorales.

Estos son los hechos:
El 16 de julio del año 2021 se publicó en el Periódico Oficial del gobierno del estado el acuerdo mediante el cual se crearon 12 notarías públicas, de la 192 a la 203, mismas que fueron asignadas por el entonces gobernador, Silvano Aureoles Conejo. Hace unas horas, el 5 de agosto de la presente anualidad, en el mismo Periódico Oficial se publicó la nulidad de la convocatoria, quebrantando la ley del notariado hasta derechos humanos fundamentales de los interesados.

Días después de la creación y asignación de los nuevos puestos de fedatarios hace un año aproximadamente, se presentaron varios amparos contra el gobierno de Michoacán para impedir la entrega de los nombramientos, estos recursos legales impidieron que los abogados asignados por Silvano Aureoles tomaran posesión de sus nuevos encargos. Las primeras suspensiones de un juez federal quedaron firmes a finales del mes de agosto de 2021, misma resolución que fue ratificada el 3 de mayo de 2022, mandatando que, “las autoridades responsables se abstengan de realizar actos de culminación del procedimiento de designación de notarios”. Por mandato judicial, el gobernador no puede disponer de las notarías recién creadas y entregar nuevos nombramientos.


Tan clara es la situación judicial que el presidente del Colegio de Notarios de Michoacán, Lic. Octavio Peña Miguel, declaró el jueves 4 de agosto, previo a la aplicación del examen teórico y práctico a 15 aspirantes a Notarios convocado por el secretario de gobierno, Carlos Torres Piña: “Las notarías otorgadas al final de la administración de Silvano Aureoles Conejo siguen en litigio. Nosotros no estamos involucrados en ese tema porque se está resolviendo en tribunales”. Fue explícito al determinar que, por existir una controversia judicial en marcha, el gobernador está impedido para nombrar nuevos notarios: “Quiero aclarar que no es la creación de nuevas Notarías, sino es únicamente para cubrir las tres vacantes que son Zitácuaro, Uruapan dónde lamentablemente el notario fue asesinado y, Cuitzeo dónde el notario falleció”.


Alfredo Ramírez Bedolla y su secretario de Gobierno, Carlos Torres Piña, además de cometer un evidente desacato a una disposición de un juzgado federal, que de confirmarse tendrá consecuencias penales, dejaron en el peor de los ridículos al representante de los Notarios en Michoacán.

El 5 de agosto, mismo día que declararon la nulidad de la determinación del gobernador anterior, de forma descarada en el Periódico Oficial del estado se publica el nombramiento de los nuevos fedatarios públicos, pagando favores políticos y beneficiando a los amigos de Ramírez Bedolla.
-Claudia Oropeza Miranda, esposa de Ignacio Mendoza Jiménez, Coordinador del Sistema Penitenciario en el estado, amigos personales de Alfredo Ramírez Bedolla, fue nombrada titular de la Notaría 192 con sede en el Distrito Judicial de Morelia
-Rosalva Elvira Rios, identificada con Marco Polo Aguirre, diputado local priista que opera para Ramírez Bedolla y Torres Piña en el congreso local, recibió la Notaría Pública 193 en el Distrito Judicial de Zitácuaro.
-Luis Alberto Montaño García, peón incondicional de Jesús Reyna García, quedará al frente de la Notaría Pública 195 en Tuxpan.
-Oscar Celis Silva, uno de los amigos más cercanos a Ramírez Bedolla, será Notario en Morelia, con la titularidad de la 196.
-José Manuel Hinojosa Pérez, que controla una fracción del PAN en Michoacán, opositor a Marko Cortés, se comprometió con el gobernador morenista para apoyar sus iniciativas y boicotear cualquier intento de alianza en el estado con el PRI y el PRD, recibe como pago a sus servicios la Notaría 199 en Puruándiro. El testaferro de la misma es Diego Anita Gutiérrez.
-Paula Edith Espinosa Barrientos, actualmente directora del DIF Michoacán, amiga y confidente de la esposa de Alfredo Ramírez Bedolla, sin ninguna experiencia en la práctica jurídica, le regalaron la Notaría Pública 203 en Tarímbaro.
-Martha Isela Sánchez Coria, viuda de Hugo Domínguez Nieto, que se desempeñara como subprocurador en el gobierno de Leonel Godoy Rangel, asesinado por un vergonzoso crimen “pasional”, será la Notaria 187 en Uruapan.
-También recibieron su Notaria Francisco Iván Tenorio Rojas, la 57 en Zitácuaro y, Claudia Angélica Zepeda Aguilar la 91 en Cuitzeo.

Ninguno de los mencionados tiene un reconocimiento cierto en la comunidad jurídica o notarial de la entidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.