Morelia, Michoacán. 25 de mayo 2022.- El coordinador de Movimiento Ciudadano en Michoacán, Antonio Carreño, se fue con todo contra el discurso de “estrategias” que maneja el gobernador morenista, Alfredo Ramírez Bedolla: “¿de qué sirven 6 mil elementos de las fuerzas federales, si la cifra de homicidios no baja? Hemos vivido el cuatrimestre más sangriento de los últimos cinco años y de cada 10 asesinatos que se cometen en todo el país, uno es en nuestro estado”.


Reprobó las estadísticas frías y frívolas de los gobiernos de la 4T y el discurso de “estrategias” por parte del gobierno que nada más no da resultados ante un tema tan sensible para todos los michoacanos; puso como ejemplo el día 2 de mayo, que se cometieron 17 homicidios dolosos en la entidad.


Con base en los datos del propio Sistema de Seguridad Nacional, en el primer cuatrimestre del año, “tuvimos 10 mil 214 asesinatos y feminicidios en el país, de los cuales el 9.89 por ciento (mil 11), fueron en Michoacán, con lo que la entidad se coloca en el primer lugar de asesinatos.


“Se ha registrado el homicidio de dos periodistas, dos menores de edad, 11 feminicidios y dos alcaldes, además de 4mil 69 desparecidos, la persecución de fuerzas militares en Múgica y amenazas de derribar un helicóptero en Aguililla.


El dirigente estatal emecista dio a conocer que retomará la rueda de prensa de los miércoles para instar a las y los michoacanos a que no se normalice la violencia criminal, ni los asesinatos ni las desapariciones; “han pasado seis meses y seguimos sin ver resultados, por el contrario, la situación se complica. Ya es tiempo que se revise la actuación de los secretarios de Seguridad Pública y de Gobierno”, agregó.


Cabe recordar que el pasado 8 de mayo, vino a Morelia el gobernador Jalisco, Enrique Alfaro, para firmar con el michoacano, Alfredo Ramírez Bedolla, un acuerdo de mecanismos de coordinación en materia de seguridad.


El problema -reconoció Carreño Sosa- es que tienen diferentes visiones respecto a la política de “abrazos” para los delincuentes. Prueba de ello, es que de los 17 asesinatos y desapariciones de periodistas michoacanos, solo hay detenidos y vinculados a proceso, en el caso de Abraham Mendoza, quien fue victimado en Jalisco.


“En Michoacán se combate a todos y cada uno de los grupos delictivos con determinación y sin tregua, solo que con estrategias que van más allá de las balas, por ello los grupos criminales quieren empañar la labor de los cuerpos de seguridad”, habría dicho Ramírez Bedolla, en el encuentro con su homólogo de Jalisco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.