Morelia, Michoacán a 22 de junio de 2022.- A tres meses del primer año del nuevo gobierno estatal, encabezado por Alfredo Ramirez Bedolla, y ante los festejos que pretende la militancia de su partido; el Coordinador Estatal de Movimiento Ciudadano en Michoacán, Antonio T. Carreño Sosa, hizo énfasis en que el festejo del gobierno estatal se debería de dar únicamente en un contexto de resultados hacia la ciudadanía.

“La meta de los institutos políticos no debería ser ganar elecciones, sino tocar y transformar la vida de las personas, lamentablemente los festejos que se plantean son por un triunfo electoral, olvidando que en Michoacán lejos de festejar, sería urgente resolver los graves problemas que existen, como la violencia” indicó el líder naranja.

En este sentido mencionó que el discurso estatal no puede basarse en señalamientos continuos al anterior gobierno, cuando éstos son sólo desde un micrófono y no desde procedimientos legales para no dejar impune la corrupción; «no podemos hablar de una disminución de la inseguridad en Michoacán, cuando las cifras delictivas han aumentando un 5% los últimos nueve meses» exaltó Carreño Sosa.

Del mismo modo externó que es desconcertante que el gobierno estatal no evalúe las condiciones propias del estado, replicando únicamente los programas sociales de la federación; muchos de los cuales no tienen reglas claras de operación, carecen de visión transversal para eliminar las desigualdades, no mantienen activa la perspectiva de género, o son claramente programas clientelares.

«Desde la ciudadanía, las organizaciones de la sociedad civil y colectivos hay una abierta preocupación por la eliminación y modificación de programas sociales que aún con sus deficiencias tenían un impacto real en beneficio de la ciudadanía» observó el coordinador ciudadano; anotando así algunos ejemplos del mal funcionamiento de estos programas y recursos, «no es proporcional que mientras el programa de Estancias Infantiles financiaba 950 pesos mensuales por cada niño y verificaba sistemáticamente que fueran espacios seguros e integrales, en su versión actual únicamente se entrega el equivalente a 850 pesos mensuales por infante, además de no tener estudios de impacto sobre el desarrollo y bienestar de las y los niños beneficiados» puntualizó.

Destacó Antonio Carreño que entre los programas que, según aseveraciones de Bedolla, pretendían tener un impacto positivo en Michoacán se encontraba el INSABI, hoy IMSS-BIENESTAR, sin embargo hasta la fecha no existe cronograma, presupuesto
asignado ni reglas de funcionamiento que otorguen una perspectiva de su avance.

«Desde Movimiento Ciudadano seguiremos reiterando que los gobiernos y el trabajo en beneficio de la ciudadanía no se puede mantener únicamente en el discurso, pues si no existen resultados en la vida de las personas, ningún gobernante tiene derecho de festejar a nombre propio, cuando su trabajo es cumplirle a las y los michoacanos» finalizó Antonio Carreño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.