Morelia, Michoacán, 23 de agosto 2022.- Quedó formalmente instalado el Consejo Económico y Social de Michoacán, al rendir protesta los 50 titulares y los 50 suplentes que lo conforman. El presidente del CESMICH, fue enfático al señalar que tendrán la tarea de contribuir en cambiarle el rostro al Estado.

Tras agradecer la presencia del gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, indicó que se buscará que a través de la educación se llegue al desarrollo económico para abatir la pobreza transgeneracional.

Al ser un Consejo con representación de diversos e importantes sectores de la sociedad civil y empresarial, se buscará, además, generar las propuestas para entender que el cuidado de los bosques y la tierra puede ir de la mano con la producción agropecuaria, salvaguardando la salud y el bienestar de sus habitantes.

También, abundó Lalo Orihuela, ser reconocidos mundialmente por la mariposa monarca y nuestra oferta turística, y no por las notas rojas que hoy lastiman nuestro prestigio. Conectado por inversión en vías de comunicación; una entidad donde los diferentes dogmas e ideologías no se contrapongan con la defensa y el respeto a los derechos humanos.

En ese sentido, el gobernador Ramírez Bedolla indicó que el CESMICH es un instrumento de consulta, orientación, creación de políticas e ideas para llevarlas a las instancias gubernamentales y se concreten.

Tras recordar que la convocatoria para el Consejo se apegó a lo estipulado en la ley, indicó que Michoacán requiere armonía, reconciliación, trabajo en unidad, que todos los grandes valores que tenemos los potenciemos, el valor de nuestra historia, de los pueblos originarios, medio ambiente, campo, culturas, nuestra ubicación geográfica en el mundo al ser una puerta a Asia y una ventana al bajío, que el valor de nuestra sociedad se ponga por encima de intereses politiqueros.

Así, dijo, “este consejo tiene a un buen líder y todos ustedes son líderes en sus ramos, todos debemos aportar en el mismo sentido; todas sus opiniones serán tomadas en cuenta en nuestro gobierno”.

Eduardo Orihuela coincidió en que esta es una red de líderes fuertes, con perspectivas diferentes pero con un punto en común: la conciencia de que todos estamos en el mismo barco. Si Michoacán se hunde, nos hundimos todos, si Michoacán navega unido, llegaremos todos a buen puerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.