• Fuentes Solís exhorta a la Secretaría de Salud a realizar campañas de concientización sobre la enfermedad

Ciudad de México, a 19 de febrero de 2022.- Las y los legisladores aprobamos la Ley General para la Detección Oportuna del Cáncer en la Infancia y la Adolescencia, que fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7 de enero de 2021, con el fin de fortalecer los servicios de detección de esta enfermedad.

Sin embargo, expuso el senador Víctor Fuentes Solís, a la fecha las disposiciones transitorias para la operación de la Red de Apoyo contra el Cáncer en la Infancia y la Adolescencia no ha sido publicadas y, en consecuencia, siguen sin surtir efectos para su implementación.

El legislador del PAN pidió a la Secretaría de Salud que emita los reglamentos, elabore las guías de atención para el correcto funcionamiento de dicha Ley General, así como las disposiciones para la operación de la Red.

Además, solicitó que se expidan los mecanismos para garantizar los traslados y otras prestaciones médicas y realizar las modificaciones necesarias al Reglamento del Registro Nacional de Cáncer y la Norma Oficial Mexicana, a fin de fortalecer los servicios de salud para la detección temprana de la enfermedad.

En el punto de acuerdo, que fue enviado a la Comisión de Salud, Fuentes Solís exhortó a la Secretaría de Salud y a sus homólogas de las 32 entidades federativas, a que realicen una campaña de concientización y difusión permanente sobre los signos y síntomas del cáncer infantil.

Demandó que se realicen los tratamientos de quimioterapias y provea de medicamentos suficientes para los niños y niñas con cáncer.

Fuentes Solís refirió que el cáncer infantil es la segunda causa de muerte de menores en nuestro país, con dos mil 300 fallecidos anuales y que, de acuerdo con cifras oficiales, cada año se diagnostican siete mil nuevos casos.

Según el INEGI, los tipos de cáncer que más afectan a la población de cero a 14 años son la leucemia, tumores malignos en las meninges, encéfalo y en otras partes del sistema nervioso central, así como en hígado, vías biliares intrahepáticas y linfoma no Hodgkin.

En el caso de jóvenes de entre 15 a 29 años, la principal causa de defunción por tipo de cáncer fue la leucemia. 

Se trata de una enfermedad que desafortunadamente no se puede prevenir, y puede surgir en cualquier parte del cuerpo, inicia con un cambio genético en una sola célula, que luego prolifera hasta dar lugar a una masa que invade otras partes, explicó. 

Recordó que el gobierno de México ha catalogado al cáncer infantil como un problema de salud pública, por la alta mortalidad y el impacto que genera en los familiares de las pacientes.

Por ello, reclamó que, a más de 180 días señalados en la transitoriedad de la Ley General para la Detección Oportuna del Cáncer en la Infancia y la Adolescencia, no se han emitido los reglamentos ni las guías de atención para el correcto funcionamiento de este ordenamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.