Michoacán

Con Palabra de Mujer, más de 80 mil mujeres han mejorado su situación económica

Morelia, Michoacán, a 2 de abril de 2021.-Para Natalia Lucas Martínez, vecina de Morelia, el crédito que le otorgó el programa Palabra de Mujer, le sirvió para comprar mercancía y surtir su negocio de venta de suplementos alimenticios.

A Graciela, también de Morelia, el recurso le ayudó a ampliar su pastelería, por lo que ahora tiene mejores instalaciones para preparar su producto y ofrecer una mejor atención a sus clientes.

Como a estas dos mujeres morelianas, el programa Palabra de Mujer, que creó e impulsó el gobernador Silvano Aureoles Conejo, ha ayudado a que miles de michoacanas de todos los rincones del estado hoy se encuentren en una mejor situación económica.

Martha Lilia Cortés Rangel, coordinadora general, refiere que este programa tiene como objetivo instrumentar esquemas que impulsen el desarrollo integral de las mujeres michoacanas con la conservación y generación de empleo y autoempleo.

De acuerdo con la funcionaria se busca que estos apoyos permitan elevar el nivel de vida de las mujeres y el de sus familias, a través de financiamiento, capacitación, asistencia técnica, apoyos y otros servicios.

“Con esto se pretende contribuir al empoderamiento económico de las mujeres que enfrentan situación de pobreza y/o violencia económica”, puntualiza.

Señala que, desde enero del 2020, que se creó la coordinación estatal de Palabra de Mujer la prioridad ha sido empoderar a las mujeres tanto en el aspecto económico como en el personal.

“Con estos apoyos dignificamos a las mujeres como madres de familia, trabajadoras, jefas de familia, madres solteras y emprendedoras”, señala Cortés Rangel.

Hasta el momento, se han entregado más de 180 mil créditos, que han beneficiado a alrededor de 82 mil mujeres, de 107 municipios. El monto dispersado asciende a más de un millón de pesos. Además, con otros apoyos transversales, se ha apoyado a más de 7 mil mujeres.

“Palabra de Mujer es un esquema de ayuda a las mujeres, en donde encuentran, además de créditos, asesoría legal, caravanas de salud, ruta de la juventud, prevención de embarazos no deseados, entre otros”, indica.

La funcionaria señala que se ha logrado apoyar a las mujeres tanto en la entrega de créditos como en capacitación y comercialización de productos, a través del programa Espacio Emprendedor

“Estamos erradicando la violencia de género y enseñando a las mujeres que por sí mismas pueden vivir una vida libre de violencia, teniendo su propio empleo, en el que ellas son patronas y empleadas”.

HACER REALIDAD LOS SUEÑOS

La señora Violeta Vázquez tiene una tienda de abarrotes en El Colegio, municipio de Tarímbaro. Requería con urgencia un préstamo para comprar mercancía y ampliar su local y fue así como recurrió al programa Palabra de Mujer.

Después de realizar los trámites la comerciante recibió el recurso, por lo que pudo hacer realidad su sueño y mejorar la situación económica de su familia.

“Es un programa creado para nosotros las mujeres, nos ha dado mucho apoyo para emprender. Es el único programa que nos ha tomado en cuenta para darnos un crédito sin intereses. No nos ha ayudado solo para un negocio, sino también en cuestiones de salud y de otras cosas”, refiere.

Por la epidemia del COVID-19, Emly Murguía González perdió uno de los dos trabajos que tenía y se vio en una situación económica precaria. Para salir adelante, tuvo que montar un pequeño negocio de barbacoa en su casa, para lo cual utilizó utensilios que ya tenía en su cocina.

Debido a que requería ciertos insumos para brindar una mejor atención a sus clientes, fue que solicitó el apoyo del programa.

“Cuando me hice con el crédito de Palabra de Mujer adquirí algunas cosas, compré materiales. En el segundo crédito ya compré una parrilla. En el tercero compré cosas que me hacían falta, de hecho, hasta una bicicleta para hacer entregas a domicilio”.

LA LOGÍSTICA

Palabra de Mujer es un programa de crédito dirigido a grupos integrados con un mínimo de 12 y un máximo de 40 mujeres.

Las integrantes deben vivir en la misma colonia, barrio o comunidad, es decir cerca unas de otras, máximo 30 minutos caminando de distancia. Pueden entrar dos grupos familiares, máximo tres por núcleo, de dos integrantes: madre y dos hijas o tres primas.

El grupo tiene la facultad de definir si alguien que está en buró de crédito puede entrar o definir si el préstamo que está solicitando alguna de las integrantes es muy alto.

Se aporta una garantía del 10 por ciento al inicio del ciclo, misma que se les reintegrará cuando termine el proceso de crédito. Si solicitan 3 mil pesos, aportarán 300 pesos, si quieren incrementar en el siguiente ciclo la cantidad solicitada, por ejemplo 5 mil pesos, tendrían que pagar 200 más.

Deberán cubrir el pago de un seguro de 200 pesos que se suma al monto solicitado y el pago de este se dividirá semanalmente.

9 Vistas

Comment here

Accesibilidad