Redacción
Morelia, Michoacán 10 de mayo 2022.- Luego de que el chofer del titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública (SESESP) del gobierno de Michoacán, Cesar Erwin Sánchez Coria, fuera detenido transportando un millón y medio de pesos en efectivo por elementos de la Guardia Nacional, la dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ana Lilia Guillén Quiroz, exigió que se investigue y se llegue, “hasta las últimas consecuencias”, aunque se trate del compadre del gobernador, Alfredo Ramírez Bedolla.


Ana Lilia Guillén Quiroz dijo que, “este hecho público y notorio”, obliga una investigación a fondo que permita identificar claramente el origen y destino de ese dinero. Señaló que este acto de evidente corrupción, deja una mancha en el gobierno que encabeza su compañero de partido, Alfredo Ramírez Bedolla, y le advierte, “él sabrá (Alfredo Ramírez), si permite que esto suceda aunque se trate de su compadre, Cesar Erwin”.


“No mentir, no robar y no traicionar así sea el espíritu santo o dios padre su compadre”, exigió la dirigente de Morena.


Sobre el bochornoso asunto, el secretario de gobierno, Carlos Torres Piña explicó, que ya se “probó” el “origen lícito” de esos recursos, “que no son un millón y medio de pesos, como se dijo en algunos medios de comunicación, solamente un millón cincuenta”, aclaró. Dijo que ese dinero tiene su origen, “en la compra y venta de maquinaria industrial”, desconociendo que, La Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (conocida como ley antilavado), aplica severas restricciones en las operaciones financieras que se realizan mediante el uso de monedas y billetes en moneda nacional o cualquier otra divisa y metales preciosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.