Nacional

Epidemia pone en crisis a los mercados; la peor semana desde 2008

CIUDAD DE MÉXICO. 28 de febrero 2020. (Excélsior).- Tras una semana complicada para los mercados y el tipo de cambio a final del mes, los principales índices bursátiles en Estados Unidos y México registraron ayer su mayor caída semanal desde el 24 de octubre de 2008, durante la crisis financiera. Esto, derivado del creciente temor a las consecuencias económicas de la propagación del coronavirus y su expansión a más países, donde México ya reportó sus primeros casos confirmados.

En México, los índices accionarios sumaron su quinta caída consecutiva, aunque recortaron parte del tropiezo sobre el cierre.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) retrocedió 0.68 por ciento, que lo ubican en las 41 mil 324 unidades. El FTSE BIVA perdió 0.66 por ciento, que lo llevaron a los 851 puntos.

En el saldo semanal, los índices mexicanos registraron su peor jornada desde 2008: perdieron 7.76 por ciento y 7.6 por ciento, respectivamente.

En cuanto al tipo de cambio, la divisa mexicana ligó siete días de caídas, registrando su peor semana en 39 meses, desde el 11 de noviembre de 2016, al caer 5.28 por ciento, o 99 centavos.

Según el Banco de México, en la última jornada del mes, la moneda mexicana se depreció 2.48 por ciento y cotiza en 19.861 unidades.

A nivel accionario, las ganancias fueron lideradas por los títulos de Grupo México, que obtuvo 3.59 por ciento.

Los títulos que cayeron fueron Industrias Peñoles, que perdió 6.95 por ciento; seguido de Grupo Carso, Alpek y Cuervo.

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones retrocedió 1.39 por ciento que lo ubican en 25 mil 409 puntos; el S&P 500 cayó 0.82 por ciento, a dos mil 954 unidades y el tecnológico Nasdaq resurgió y alcanzó una ganancia de 0.01 por ciento, a ocho mil 567 puntos.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que el coronavirus “plantea riesgos en evolución” para el crecimiento de Estados Unidos y que el Banco Central está listo para reducir las tasas de interés, si es necesario apoyar la expansión.

Presión económica

En el último mes y medio, el temor sobre el COVID-19 y su impacto en la economía global ha aumentado de forma exponencial, provocando fuertes ajustes en los mercados financieros, lo que ha presionado el rendimiento de los bonos del Tesoro a mínimos históricos.

Los mercados se estremecieron cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó el nivel de riesgo global para el virus y un funcionario de la Casa Blanca sugirió que las escuelas podrían cerrar.

De hecho, autoridades en Estados Unidos están ampliando las pruebas, ya que, por ejemplo, California está monitoreando a más de ocho mil personas en busca de signos de exposición a la enfermedad.

Además, el Centro para el Control de Enfermedades emitió nuevas pautas para expandir el número de personas que se realizarán las pruebas para identificar cualquier síntoma del coronavirus.

El presidente estadunidense, Donald Trump, calificó la respuesta al brote como “un logro increíble”, incluso cuando comenzaron a aparecer signos de desorden en Washington.

Los contagios confirmados fuera de China se han prppagado por más de 50 países, principalmente en Corea del Sur, Japón, Italia y otros países de Europa.

Diversas empresas han prohibido los viajes a los países en los que ya se registraron casos de contagio.

Destaca, por ejemplo, el banco de inversión JPMorgan Chase, que se unió a la prohibición de los viajes no esenciales.

83 Vistas

Comment here

Accesibilidad