Política

Lalo Orihuela se baja de la candidatura, pero sigue en el PRI y la alianza: “hay un interés supremo que es México”

Morelia, Michoacán. 02 de abril 2021.- El diputado local con licencia Eduardo Orihuela Stefan convocó a todas y todos los militantes del PRI que se quedaron en el camino de las candidaturas, a seguir en el PRI y apoyar a la alianza opositora, “porque hay un compromiso supremo con Michoacán y con México”. Ello, al dar a conocer las razones por las que retiró su aspiración a la candidatura por el distrito federal 8 de Morelia poniente.


“Hoy no puedo tolerar lo que quiero cambiar, y el que va enfrente debe dar la cara y cambiar las cosas”, señaló el legislador. No lo dijo pero así se entendió: se refería al dirigente estatal de su partido, Jesús Hernández Peña, que resultó más cambrón que bonito, al anotarse en el lugar número dos de la lista plurinominal por la V Circunscripción.


Respecto al acomodo del cenecista Roberto Carlos en la candidatura por el distrito 8, cuando la CNC reclamaba su “cuota”, Lalo Orihuela externó que el tema no está en las cuotas como un escenario de representación superficial y ficticia, sino en el compromiso de todas y todos “los que queremos cambiar las cosas en el país, en tiempos de profundas crisis económica, de salud, de seguridad y hasta de confianza”.
Anticipo que buscará ir a una elección de tierra en los próximos procesos y que seguirá trabajando por el PRI y su reconstrucción para generar “un nuevo partido”, al margen de lo que resulte después del 6 de junio.


A continuación el mensaje íntegro que mandó a sus correligionarios:
Decía Georg Lichtenberg que “cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto”.


Hoy México enfrenta una grave crisis, diría que son al menos 3 las presentes en cada rincón de nuestro país. Pero subyace una cuarta que es profunda, que nos carcome, que nos desgasta, una que nos degrada. Una profunda crisis de confianza, en Michoacán, desde hace varios años la política ha perdido foco, dejando de lado lo verdaderamente importante y enfrascándose en la riña y la disputa política.

Provocando que los ciudadanos pierdan la confianza en los gobernantes sin importar su filiación política. También generando que los actores eleven el encono y la rispidez. ¿por qué? Centralmente por la falta de acuerdos y la capacidad de cumplirlos.


En los últimos años he tenido la oportunidad de escuchar y conversar con miles de mexicanos. Productores del campo, jóvenes, mujeres, hombres, empleados, sindicalizados, líderes de colonias, madres solteras, religiosos, artesanos, doctores, enfermeras y personal de la salud, deportistas, feministas, grupos vulnerables y personas con discapacidad, con amigos y adversarios, con personas de la tercera edad y con quienes van a votar por primera vez en la próxima elección, también con quienes hoy han perdido la esperanza. Con empresarios y con quienes han perdido su empleo, con víctimas, con abogados y científicos, profesionistas y estudiantes, con quienes emprenden para salir adelante o quienes tienen un oficio o un pequeño negocio y con quienes lamentablemente hoy están en pobreza alimentaria. En sus comentarios siempre la premisa y principal petición fue hablar con la verdad.


Hasta hace unos días, había sido designado aspirante a precandidato a diputado federal por el 8 distrito en Morelia. Uno de los honores mas grandes que he tenido en mi vida. Lamentablemente la realidad de la política michoacana me alcanzó. Soy un hombre de palabra y que a lo largo de mi trayectoria política siempre busco ser honorable y cumplir lo que prometo. A cambio espero lo mismo. Lamentablemente en los últimos días, esto no sucedió. El proceso que hemos vivido para construir la alianza que hoy enfrentará la elección mas importante de la historia moderna de México, ha dejado a mucha gente marginada y ofendida. Sin sentido y sin razón en muchos casos, las alianzas deben de incluir, fortalecer y ser solidarias. Amigos como Aldo o Katy en Zitácuaro, Rubén en Cd Hidalgo o Toño en Tarímbaro, Julio en Pátzcuaro o Ventura en Paracho, Alfredo en Sahuayo o Rubén en Maravatío solo por mencionar a algunos, fueron lastimados. El problema no esta en ser o no candidato, lo que todos esperamos es que haya buena política. La que genera acuerdos, donde no se puede ganar todo ni perder todo. La que dialoga y le entra para resolver, no la que le da la vuelta y se esconde. Para todos quienes vivieron un escenario similar, primero mi respeto y mi reconocimiento a su trabajo y trayectoria, seguido de una invitación a construir juntos.


Porque al final creo que todos compartimos y tenemos claridad de la importancia de participar unidos para defender un México democrático, de derechos humanos, de instituciones, que libere y no esclavice, que se exprese y no que censure. Un México q sea mejor para nuestros hijos. Pía, Farah y Jose Eduardo yo seguiré trabajando por ese México. Por eso voy a seguir firme en el PRI y en la alianza. Pero lo haré en busca de un partido distinto. Uno que tenga en el respeto un valor fundamental y premisa básica para el entendimiento. Que fomente y de oportunidades a los jóvenes en la realidad y no solo en el discurso. Uno que genere confianza.

Esta elección era fundamental para su servidor. En cualquier escenario participar era positivo y necesario, aun perdiendo. Y les anticipo buscaré ir a una elección de tierra en los próximos procesos. Pero hoy no puedo tolerar lo que yo quiero cambiar, debemos erradicar los engaños, hablar con la verdad, ser congruentes y equilibrados. Hay quienes creen que el equipo o los valores se pueden sacrificar por el fin. Yo no, quien va al frente debe ser el primero en dar la cara y buscar cambiar las cosas. Por eso tome la decisión de apartarme de la candidatura. Hoy muchos creen que yo y mi equipo somos mas débiles. Se equivocan, ahora saben que estamos dispuestos a todo por nuestros ideales y valores. Nosotros sabemos de que estamos hechos. Hoy respondemos a los michoacanos dándoles certeza, construir confianza es la premisa.


Decía William Shakespeare que “el peor pecado hacia nuestros semejantes no es odiarlos, sino tratarlos con indiferencia”. Esta es la cruel realidad de nuestro país. Mujeres a quienes les han robado la voz, niños a quienes les roban la libertad, mexicanos que no son respetados y tolerados por sus preferencias, enfermos destinados a morir por la negligencia de no comprar medicamentos, jóvenes que no tienen acceso a la educación y una sociedad empobrecida por la falta de políticas para detener la crisis económica. La respuesta permanente de este gobierno federal: La INDIFERENCIA

Desde aquí hago un llamado para que no perdamos de vista el objetivo, un país con equilibrio en el poder legislativo es fundamental para un México democrático y libre. Un país que se preocupe por el bienestar de los mexicanos, que entienda que hoy no es prioridad ni el tren maya ni la refinería ni el aeropuerto de santa lucia. La prioridad son los ingresos, la salud y la seguridad. Por eso seguiré caminando al lado de muchos amigos que quieren un Michoacán distinto, un México mejor. Los visitaré en este proceso, seguro de que juntos podemos construir el Michoacán que todos queremos, el Michoacán que nos hace sentir orgullosos.

16 Vistas

Comment here

Accesibilidad