Washington.. 24 de marzo 2022.- El gobierno estadounidense publicó este jueves una normativa para agilizar el proceso de asilo en los casos «creíbles» de miedo a persecución o tortura y expulsar «rápidamente» a quienes incumplan los requisitos, informó el Departamento de Justicia.

Con esta nueva medida, los funcionarios de asilo de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) podrán tratar las solicitudes de las personas que alegan que no pueden regresar a sus países por temor de ser víctimas de persecución o tortura, señala en un comunicado.

Actualmente el proceso de asilo es competencia de los jueces de inmigración y suele tardar varios años debido a la cantidad de solicitudes que reciben.

Esta normativa, con la que el gobierno del presidente Joe Biden espera reducir la demora a varios meses, está destinada a «garantizar que las solicitudes de asilo se procesen de manera justa, diligentemente y de acuerdo con el debido proceso», afirma el secretario de Justicia Merrick Garland en el comunicado.

Ayudará a reducir la carga de nuestros tribunales de inmigración, protegerá los derechos de quienes huyen de la persecución y la violencia y permitirá que los jueces de inmigración emitan órdenes de expulsión cuando corresponda», afirma.

Para el secretario de Seguridad Interior Alejandro Mayorkas, se trata de construir «un sistema de asilo más funcional y sensato para garantizar que las personas elegibles reciban protección más rápidamente, mientras que las que no son elegibles sean expulsadas rápidamente».

En los casos en los que el temor de persecución o tortura es «creíble», el solicitante pasará a una entrevista con un funcionario de asilo que recabará información y a continuación el USCIS decidirá si le otorga asilo.

Si no se lo concede, el solicitante entra en un proceso de deportación ante un juez de inmigración. 

La normativa simplifica las expulsiones pero no se aplicará a los niños no acompañados.

Su puesta en marcha se hará de forma gradual, por fases, comenzando con un número limitado de personas que se irá ampliando a medida que la División de Asilo de USCIS se desarrolle y reciba más recursos, informa el comunicado.

Según el Centro de Información y Acceso de Registros Transnacionales (TRAC, por sus siglas en inglés), los tribunales de inmigración, dependientes del Departamento de Justicia, acumulan retrasos, con montañas de casos pendientes en los despachos de los jueces.

Información Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.